Cada semana, cuatro o cinco bebés de madres solteras son abandonados en Corea del Sur

Ser madre soltera en Corea del Sur (y en otros muchos países, desgraciadamente) está considerado como algo deshonroso. Las familias se avergüenzan de sus hijas cuando se quedan embarazadas sin un hombre con el que compartir la maternidad, y esto lleva a que muchas mujeres dan a luz en lugares secretos y abandonan a sus hijos para no ser identificadas.

Para evitar el abandono de bebés en sitios donde pueden morir, el pastor Jong-Rak Lee, de la Iglesia Comunitaria de Jusarang, a las afueras de Seúl, ha colocado un buzón de bebés para que las madres puedan dejar allí a los niños de forma anónima y asegurándose de que alguien los acoge. El buzón lleva unos sensores que avisan cuando alguien deja a un bebé.

Recientemente se ha producido un cambio legal en Corea del Sur que obliga a que todos los nacimientos sean registrados, de forma que las madres pueden ser más fácilmente identificadas. La consecuencia de este cambio en las leyes coreanas es que el número de niños abandonados en el buzón ha aumentado un 900%.

Como ocurre con todas las iniciativas que tienen una gran repercusión, el buzón del pastor Jong-Rak Lee tiene sus defensores y detractores. La principal crítica es que el buzón facilita y de alguna manera “impulsa” el abandono de bebés. Pero Jong-Rak Lee se defiende alegando que simplemente ofrece su ayuda a gente que la necesita y que si no existiera el buzón, probablemente las madres abandonarían a los niños en la calle.

La adopción, que es la otra cara de la moneda, también está estigmatizada en Corea del Sur. La sociedad coreana no aprueba y es aún reticente a las adopciones, por eso miles de niños viven en orfanatos hasta que son mayores de edad, en lugar de ser dados en adopción. El problema es que si la adopción es un estigma social y las madres solteras son motivo de vergüenza para sus familias (además de que las ayudas del Gobierno para las madres solteras son ínfimas), ¿qué opción les queda a las mujeres que se quedan embarazadas sin un marido o una pareja que se haga también cargo del niño? Actualmente, en la mayoría de los casos, ser madre soltera conlleva abandonar el bebé y que ese niño viva en un orfanato hasta los 18 años de edad.

Una triste realidad que viven las madres solteras en Corea del Sur y que ojalá se pueda llegar a cambiar.

02
nov 2015
CATEGORIA General
DISCUSION 0 Comments
ETIQUETA

.