Cómo hacer que su hijo no tenga pesadillas por las noches

Las pesadillas son algo muy común en los niños hasta alrededor de los siete años. Principalmente son debidas a un reflejo de lo que en su entorno ocurre, y en estas edades, además suelen estar relacionadas con cualquier cambio en dirección a su independencia, como el quitarle los pañales, cambio de dormitorio, etc. Si las pesadillas se continúan y suelen tener el mismo hilo, es necesario encontrar el objeto y charlar tranquilamente con el niño.

Hay cinco formas básicas para procurar ahuyentar las pesadillas de su hijo:

–          Es muy beneficioso para el niño tener una rutina antes de ir a la cama en la que trate de una forma relajada; en estas acciones no se incluyen la televisión o los juegos bruscos y animados, sino actividades tranquilas como la lectura de un cuento.

–          Una buena forma para que su hijo se duerma con recuerdos agradables es reforzando pensamientos que a su hijo le agraden, contándole historias bonitas en relación al hobby de su hijo, por ejemplo.

–          Puede instalarle una pequeña luz en el dormitorio, por si se despierta tener una sensación de mayor seguridad.

–          Pon música suave y relajante para que su hijo la escuche antes de dormirse, una melodía suave que no le invite a saltar o bailar.

–          Hay muchos juegos con los que al niño se le puede hacer sentir seguro, como dormir con un muñeco al que mágicamente se le transfieren tus pesadillas.

Si su hijo se ha despertado agitado a consecuencia de una pesadilla, procure repetir la misma rutina para que vuelva a calmarse y a conciliar el sueño.

18
abr 2013
CATEGORIA General
DISCUSION 0 Comments

.