En León, la mitad de las inseminaciones con donante, en mujeres sin pareja masculina

En León, la mitad de las inseminaciones con donante se hacen a mujeres sin pareja masculina y el 6,35% de los tratamientos de fertilidad privados los reciben señoras solas. Este es el escenario que marca el Centro Ginecológico de La Clínica San Francisco [ver web]. Y es que la mitad de las mujeres que han buscado una inseminación artificial con semen de donante en León a través de una clínica privada lo hacen sin pareja

12,5% mas de inseminaciones con donante que hace dos años

Los datos, facilitados por el Centro Ginecológico de la Clínica San Francisco, reflejan que el retraso en la maternidad por motivos profesionales, académicos y económicos, entre otros, ha llevado a que cada vez más mujeres sin pareja masculina busquen un embarazo. El perfil de la mujer que acude sin pareja masculina tiende a bajar de edad; sin embargo la edad media sube hasta los 37 años y es que:

La ley no permite a las mujeres seleccionar el donante, «es el ginecólogo el que elige en función de las características genotípicas de la madre. Nosotros no tenemos banco de semen por lo que lo pedimos a las clínicas de Oviedo o Barcelona», explica el biólogo Ángel Luengos. «A los donantes se les suele captar en las universidades y se les somete control serológico. El semen es congelado, lo que permite mantener una cuarentena y controles posteriores».

Muchas peticiones a los bancos de semen

Según diversos centros de Reproducción Asistida a nivel mundial, en los últimos cinco años se ha duplicado el número de requerimientos de esperma de donante, mientras que el nivel de donación de óvulos no creció en la misma proporción. No solo fueron parejas, sino también mujeres solteras y según  el Centro de Fertilidad Procrear, de Perú, las mujeres que optan por un esperma de donante son mayores de 35 años de edad, solas o con pareja. En tanto, los hombres que presentan un semen de muy baja calidad o un semen sin espermatozoides también se ven en la necesidad de recurrir al semen de donante.

En otros casos, las parejas prefieren acercarse a un banco de semen a fin de evitar el riesgo de que su futuro bebé pudiese llegar a desarrollar alguna clase de enfermedad o trastorno genético que viniera por parte del esperma del marido.

El ginecólogo y especialista en Medicina Reproductiva de Procrear, Roly Hilario, dijo que un estudio realizado por su organización, concluye que las principales causas por la que se usó semen de donante fueron:

  • Ausencia de espermatozoides en el semen del esposo (33%)
  • la muy baja calidad del semen del mismo (30%)
  • mujeres solas (23%) 
  • Enfermedades hereditarias o lesbianas (14%)
(Nota del editor de la web: el poner juntos a las enfermedades hereditarias y las lesbianas es por parte del doctor, nosotros solo hemos recogido la nota de prensa)

El especialista indicó que los servicios de un donante de esperma podrían ser utilizados para someterse a una fecundación in vitro o a una inseminación Intrauterina.

Cuando se usa semen de donante, se recomienda semen de banco, un semen congelado al menos por 6 meses para evitar infecciones como el HIV. No recomendamos el uso del semen fresco de donante

26
oct 2011
POSTED BY
POSTED IN General
DISCUSSION 1 Comment

Madre soltera por elección

Mabel Palomo tuvo siempre claro que iba a tener una familia. Los acontecimientos de su vida, sin embargo, no se han ajustado exactamente a los planes que había trazado. Vive en Santurtzi con su hijo de seis años y su niña de dos, pero en contra de lo que se imaginaba sigue soltera y los está criando sin el apoyo de una pareja. Al igual que ella, cada vez más mujeres recurren a algún tratamiento de reproducción asistida o emprenden los trámites para la adoptar en solitario. Una ruptura en mal momento, un trabajo demasiado absorbente o la simple mala suerte pueden provocar que una mujer llegue a la edad de tener hijos sin pareja. Pero desde hace tiempo, esa circunstancia ya ha dejado de ser un inconveniente para ser madre.

«A veces las cosas no te salen como las habías planeado y hay que saber adaptarse»,

explica Mabel Palomo. Hace seis años, cuando tenía 32, tomó la firme decisión de tener un hijo. Lo hizo en solitario. Aunque en un primer momento contempló la adopción, las múltiples trabas que reciben las familias monoparentales hicieron que desistiera.

«Empecé a consultar con otras chicas que estaban en la misma situación que yo a través de Internet, me informé bien y decidí dar el paso. A unas personas les cuesta más, a otras menos, pero cuando tomamos esta decisión somos constantes y tenaces. Al final luchamos por lo que queremos», comenta.

Según explica el doctor José Gurrea, «el 85% de nuestras clientas son mujeres sin una pareja masculina. De ellas, aproximadamente la mitad son lesbianas y la otra mitad emprende el proceso en solitario». En Álava, la única opción para someterse a tratamientos de fertilidad al margen de la Sanidad pública es la policlínica San José de Vitoria, donde prefieren no dar datos.

Los tratamientos comienzan con la inseminación artificial, para lo cual cuentan con donantes menores de 25 años, todos ellos alumnos de la UPV. «Los rasgos concretos del padre biológico quedan a elección de la madre, pero el grupo sanguíneo debe coincidir para evitar incompatibilidades», puntualiza el doctor Gurrea. La mitad de las pacientes queda encinta en cuatro o cinco ciclos menstruales, «aunque el éxito depende de la edad a la que comiencen el tratamiento».

Donación de óvulos

Aquellas mujeres que no consiguen quedarse embarazadas de esta forma pueden recurrir a la donación de óvulos, donde se produce un éxito del 50% en el primer ciclo de la terapia. El precio medio de la inseminación artificial en España ronda los 3.000 euros, pero puede variar mucho en función de su efectividad. Aunque el coste pueda parecer alto es solo el principio de las dificultades económicas a las que se enfrenta una madre en el proceso de criar a un niño en solitario.

Los buenos y malos momentos económicos son pasajeros, pero un hijo es para toda la vida. Llegada a un punto, tienes que decidir si quieres tenerlo o no. Tal y como se realiza la conciliación laboral en este país no queda más remedio. No ofrecen ayudas para poder tener una jornada flexible o continua que te permita dedicar tiempo a tu familia, lo que se hace ahora mismo es trabajar menos horas para cobrar menos. Sacar un niño adelante con dos sueldos puede resultar complicado, pero es que a nosotras cuando ‘conciliamos’ nos toca hacerlo con medio.

Si criar a un hijo en solitario plantea dificultades para una familia monoparental, solo cabe imaginarse lo que puede suponer sacar adelante dos criaturas. En este sentido, Mabel Palomo es una madre soltera convencida que no dudó en ir a por el segundo. La suerte quiso que se tratara de una niña.

La experiencia ha sido todavía más gratificante. Antes tenía solo uno y disfrutaba de él, pero ahora que les veo a los dos juntos se me cae la baba. Les ves interactuar, los achuchones que le pega el niño a la pequeña o lo mucho que se alegra ella cada vez que oye hablar a su hermano, es fantástico.

Incluso las dificultades a las que tuvo que hacer frente se «minimizan» ante la alegría que supone para Mabel el haber tenido familia. «Cuando estás embarazada es duro ver a las parejas en la consulta del ginecólogo mientras tú estás sola, pero yo estaba muy feliz e ilusionada, por lo que se me hizo muy llevadero», explica.

Respecto al futuro, Mabel Palomo no se cierra a entablar una nueva relación de pareja. «Siempre y cuando se trate de alguien que esté dispuesto a entrar en mi vida y en la de mis hijos», puntualiza. «En mi caso, lo de soltera es una circunstancia, pero lo de madre por elección es una decisión que tomé hace mucho tiempo. Siempre supe que iba a tener una familia y así ha sido».

Articulo publicado en el correo de Vizcaya

12
sep 2011
POSTED BY
POSTED IN Madre biológica
DISCUSSION 2 Comments

La capacidad de concebir artificialmente ¿da derecho a abortar?

El caso publicado en el periódico americano The New York Times hace que nos planteemos la cuestión de si la capacidad de concebir vidas artificialmente mediante fecundación artificial nos da derecho a interrumpir esas vidas en cualquier momento.

En el artículo mencionado anteriormente se cuenta la historia de Jenny lay, que, tras quedarse embarazada de gemelos mediante una fecundación artificial decidió abortar a uno de ellos.

Aunque afirma que si hubiese concebido a los gemelos de una forma natural no hubiese pensado en abortar, al haber conseguido el embarazo mediante una fertilización invitro cree que el aborto de uno de los niños está justificado.

Esto fue lo que la madre declaró:

Si yo hubiera concebido los gemelos  naturalmente, no habría abortado uno de ellos, porque sientes como que hay un orden natural, entonces no querría intervenir. Sin embargo, hemos creado este niño de una manera tan artificial – en un tubo de ensayo, eligiendo una donante de óvulos, y depositando el embrión en mi – y de alguna manera, tomar una decisión acerca de mantener parecía ser simplemente otra elección más. El embarazo fue algo tan consumista desde el principio que esto se convirtió en otra cosa más que podía controlar.

La ciencia nos da hoy en día la posibilidad de crear y reducir embarazos a gusto de la madre, lo que genera un intenso debate sobre la manipulación de la vida. Los médicos suelen fecundar más óvulos de los que son necesarios, desechando los que no son utilizados.

Jenny justifica esta acción contando que los gemelos acabarían quitándole todo el tiempo y no podría cuidar bien a su hijo mayor, en todo momento tuvo claro que sólo quería tener un hijo.

La reproducción selectiva o la reducción del embarazo comenzó a utilizarse en casos en los que debido a una implantación masiva de embriones una mujer podía desarrollar un embarazo múltiple de gran riesgo. Abortando algunos de los fetos se eliminaba ese riesgo tanto para la madre como para los bebés. Pero esta técnica ha resultado ser otra forma más de manipular un  embarazo, creando numerosa polémica.

¿Se está banalizando la maternidad?

Desde siempre nos han contado que ser madre es la experiencia más maravillosa del mundo, que pese a todos los contras, el embarazo es una gran época en la vida de una mujer y que todo el desarrollo es algo inolvidable. Hoy en día podemos controlar los embarazos según nuestras preferencias, podemos evitarlos, interrumpirlos, crearlos artificialmente o pedir a otras mujeres que los tengan por nosotras.

Aunque en muchos países está prohibido, el recurrir a un vientre de alquiler es realmente sencillo; en todo el mundo hay empresas que gestionan todo el proceso de búsqueda de la madre subrogada, inseminación artificial, implantación del embrión… Mientras la mamá y el papá esperan sentaditos y firman el cheque, hasta que pasan los 9 meses y cual bollo salido del horno acuden a recoger su bebé.

Es comprensible que muchas parejas en su desesperación por no tener hijos vean aquí una solución para tener hijos naturales, no me parece criticable, pero en los últimos años se está viendo una tendencia por parte de numerosos famosos y adinerados de contratar este “servicio” para ahorrarse todo el trago del embarazo y poder continuar con su vida y actividades cotidianas.

Si bien cada uno puede escoger que hacer con su cuerpo, el que una mujer completamente sana haga pasar a otra por todo el proceso de embarazo para no sufrirlo en su cuerpo convierte a la maternidad en un capricho banal. Por otro lado están las mujeres que deciden pasar por todo el desarrollo de un embarazo a cambio de una importante suma económica, incluso una donacion de ovulos. Volvemos al asunto de la libertad de cada persona para utilizar su cuerpo a su antojo. Entran en esta parte también las necesidades económicas de estas mujeres o ¿por qué no? un acto completamente altruista en el que sólo se pretende ayudar a otra persona.

Si bien este post manifiesta una opinión personal el debate se encuentra en la calle ¿Se está banalizando la maternidad? Nos hemos acostumbrado a manipular tanto nuestra vida y entorno que queremos disponer de hijos a capricho? ¿Es lícito alquilar un vientre por dinero? ¿Es moralmente correcto hacer pasar a otra mujer por un proceso que la mujer contratante está tratando de evitar?

05
sep 2011
POSTED BY
POSTED IN Madre biológica
DISCUSSION 0 Comments

Ayudas para las madres solteras

Ser madre soltera nunca ha sido fácil pero es cierto que hoy día multitud de factores han posibilitado que sea, al menos, más viable: la investigación y los avances en la cura para la mayoría de los casos de la infertilidad, la posibilidad de adopción para las familias monoparentales o la existencia de ayudas estatales son algunos de ellos.

Según las estadísticas las familias monoparentales se han multiplicado por diez en los últimos treinta años. Una vez superadas las trabas sociales a las que las madres solteras tenían que enfrentarse hace no tanto tiempo ahora las dificultades económicas se ha convertido, en la mayoría de las ocasiones, en el principal problema para las madres solteras. En España, y debido a la actual situación económica por la que atravesamos, el gobierno se ha visto obligado a retirar algunas de las ayudas existentes como el cheque bebé. Esto no facilita las cosas pero, pese a ello, siguen existiendo varias ayudas destinadas a las familias y madres solteras. A continuación les ofrecemos un listado con las principales ayudas existentes en nuestro país:

  • Prestaciones familiares por hijo a cargo
  • Hijos o menores acogidos con discapacidad
  • Permiso de maternidad
  • Ayuda al parto
  • Reducción de jornada laboral
  • Deducciones estatales
  • Ayuda por parto o adopción del tercer hijo o siguientes
  • Ayuda por parto, adopción o acogimiento múltiples
  • Trabajadoras autónomas reincorporadas después de la maternidad
  • Becas
  • Ayudas autonómicas

La solicitud y adjudicación de cada una de estas ayudas depende, en última instancia, del cumplimiento de los requisitos establecidos por cada uno de los órganos estatales correspondientes.

29
ago 2011
POSTED BY
POSTED IN General
DISCUSSION 0 Comments
TAGS

Cuando el momento de ser madre llega tarde

Con la incorporación de la mujer al mercado laboral, se va haciendo más frecuente que muchas mujeres no seamos madres hasta pasados los 35 años. Esto hace que conseguir un embarazo sea más complicado.

Por suerte, la ciencia en el campo de la reproducción ha avanzado bastante, consiguiendo que mujeres con todo tipo de problemas de reproducción puedan concebir un hijo por sí mismas.

En muchos casos basta con un tratamiento hormonal regulado por el médico para que las mujeres con un mínimo problema de infertilidad puedan quedar embarazadas. La gestación en estas mujeres será completamente normal, y no habrá peligro de aborto ni complicaciones que no sean las esperadas en un embarazo normal.

Cuando el tratamiento hormonal no es suficiente, es posible acudir a un centro o unidad de fertilidad para que, una vez determinado el problema, la mujer que tiene infertilidad pueda conseguir el embarazo deseado.

Entre las técnicas que ofrecen las clínicas de fecundación artificial, las más demandas son: La inseminación artificial, la fecundación in vitro y la donación de óvulos. Todas estas técnicas cuentan con un porcentaje de éxito  muy elevado y no implican ningún riesgo para la madre más allá del desarrollar un embarazo múltiple.

En todos estos procesos es necesario realizar un tratamiento hormonal a fin de que la madre esté más “receptiva” para la fecundación. Los tratamientos requieren un seguimiento en la clínica, pero no suponen ninguna molestia mayor.

Después de someterse a un tratamiento de fertilidad, las mujeres pueden seguir con su ritmo de vida normal y no necesitan alterar de ninguna forma su rutina diaria. Los tratamientos de fertilidad se pueden realizar en cualquier momento, siempre siguiendo el ciclo menstrual de cada mujer. No es necesario seguir un tratamiento adicional (excepto el tratamiento hormonal) antes de someterse a cualquier técnica de fecundación artificial.

16
ago 2011
POSTED BY
POSTED IN No ser madre
DISCUSSION 0 Comments

Conseguir un embarazo cuando hay problemas de infertilidad o esterilidad

El poder de fecundación de los espermatozoides es de unas 72 horas (dentro del útero), en el caso de los óvulos son fértiles durante las 48 horas siguientes a su salida del ovario. Las mujeres producen un óvulo en cada ciclo menstrual. La ansiedad y el control estricto por conseguir un embarazo disminuyen las posibilidades de fecundación. A parte de los factores psicológicos, existen factores físicos y ambientales que pueden afectar a la fertilidad tanto del hombre como de la mujer.

Se considera que una pareja es estéril o infértil después de un año manteniendo relaciones sexuales regulares sin conseguir un embarazo. Aunque pueden darse casos de parejas sin ningún problema de fertilidad que tardan más tiempo en conseguir la fecundación. Si una pareja cree que puede tener problemas de fertilidad debe acudir al médico, para que este pueda hacer pruebas y dar un diagnóstico exacto. Cada persona puede necesitar un tratamiento de fertilidad distinto. Muchas mujeres con un simple tratamiento de estimulación hormonal consiguen el ansiado embarazo, mientras que otras tienen que recurrir a métodos de fecundación artificial. Si la mujer produce óvulos válidos y es el esperma del hombre el que presenta infertilidad con una inseminación artificial puede ser  suficiente.

Para problemas mayores se recurrirán a técnicas de fecundación invitro y posterior implantación de los embriones en la madre, esperando que al menos uno se fije y desarrolle.

Si los óvulos de la mujer no son válidos o esta es estéril, lo mejor será recurrir a fecundar óvulos procedentes de una donante. Estos óvulos se fecundarán en el laboratorio y cuando se desarrolle el embrión se implantará en el útero materno de la misma forma que en los casos de una FIV con óvulos de la propia madre.

En la clínica de reproducción asistida informarán a la pareja del tratamiento a seguir, así como de requisitos y precios. La edad límite para que una mujer se pueda someter a un tratamiento de fecundación asistida es de 50 años.

10
ago 2011
POSTED BY
DISCUSSION 0 Comments

¿Se debe ser madre a los 50 años?

El límite de edad para que una mujer pueda recibir óvulos procedentes de una donante y poder quedar embarazada se establece en 50 años. Esta edad “límite” depende de cada clínica, comunidad, país… Existe un gran debate sobre si una mujer de 50 años debería ser madre o no.

En muchos casos se ve como un motivo egoísta por parte de la mujer que quiere ser necesitada y se siente sola. Mujeres que no han querido tener hijos con anterioridad ven que empiezan a envejecer y en ese momento se plantean tener un hijo.  No hay que poner en duda que toda mujer que se plantea tener un hijo lo cuidará de la mejor manera posible y cubrirá todas sus necesidades. Pero es necesario tener en cuenta que una mujer de 50 años que tiene un bebe, a los 60 tiene un hijo de 10 años. Un hijo que está en una edad muy activa y cuya madre puede que se agote en exceso durante el día a día.

A todo esto, hay que sumar que una mujer de 50 años va a tener un embarazo con un riesgo muy elevado, en el que pueden surgir problemas tanto para la madre como para el feto. En estas edades, las mujeres pueden empezar a tener problemas de salud también, que pueden conllevar que nos puedan atender a los hijos correctamente. Por todo lo expuesto anteriormente las clínicas de reproducción asistida tienen el deber de hacer pruebas exhaustivas a las mujeres mayores de 40 años que desean someterse a un tratamiento de fertilidad mediante la recepción de óvulos. Además de pruebas físicas y médicas, son muy importantes las entrevistas psicológicas para asegurar que la mujer que quiere tener hijos va a poder ser una madre competente.

09
ago 2011
POSTED BY
POSTED IN Madre biológica
DISCUSSION 1 Comment
TAGS

Descenso de la fertilidad a partir de los 35 años

Entre los 18 y 35 años las mujeres se encuentran en una etapa de máxima fertilidad, a partir de los 35 años las posibilidades de embarazo comienzan a menguar, aumentando considerablemente el riesgo de aborto. A partir de los 40 la situación empeora de una manera más drástica, dándose además la posibilidad de que nazcan niños con síndrome de Down y otras anomalías.  El motivo de esta reducción en la fertilidad reside en que la capacidad de producir óvulos que tienen las mujeres es limitada (las mujeres poseen 1.000.000 de ovocitos), sumado a que la calidad de los mismos va disminuyendo. Los folículos se pierden durante los ciclos menstruales, pero también por simple desgaste.

Hay que tener en cuenta que no todas las mujeres van perdiendo capacidad fértil de la misma manera, algunas mujeres llegan a la menopausia antes que otras. A partir de los 35 años hay más posibilidades de que se libere más de un óvulo en cada ciclo, lo que aumenta las probabilidades de embarazos múltiples. Cuando una mujer se aproxima a los 35 años y tiene planteado tener hijos en un futuro es recomendable que proceda a congelar sus óvulos para poder utilizarlos en caso de que no consiga un embarazo más adelante por medios naturales.

Las mujeres que no han congelado sus óvulos, pueden acceder a la ovodonación (permitida hasta los 50 años) y así poder quedar embarazadas.

A partir de los 35 años en necesario realizar un seguimiento más exhaustivo del embarazo, el ginecólogo podrá recomendar la realización de pruebas fetales que ayuden a descartar que el feto desarrolle alguna anomalía. En este periodo pueden aparecer desarreglos menstruales previos a una menopausia precoz (cuando una mujer pierde sus folículos antes de lo normal), en estos casos los más recomendable es utilizar alguna técnica de fecundación artificial para conseguir el embarazo.

05
ago 2011
POSTED BY
DISCUSSION 0 Comments